creencias limitantes

Qué son las creencias limitantes y cómo afectan tu vida

¿Te has puesto a pensar que todo aquello que deseas y no consigues no te llega porque tú mismo te pones palos en la rueda?

Que no, que no se trata de mala suerte. Que no se trata del destino. Que no se trata de que otros no te lo concedan.

Son tus creencias limitantes las que te frenan, las que configuran para ti un mundo con determinadas carencias.

¿Qué son las creencias limitantes?

Una creencia limitante es un pensamiento, una idea o una convicción que crees que es verdadera y que te limita de alguna manera.

Esta creencia limitante puede ser sobre ti, sobre tus relaciones con los demás o sobre el mundo y su funcionamiento.

Las creencias limitantes pueden tener una serie de efectos negativos en ti ya que actúan como un lastre que te impide avanzar hacia otros terrenos.

No todas las creencias limitantes son negativas.

Hay una gran diferencia entre la creencia de que robar es algo malo que te impide robarle el coche a tu vecino, de la creencia de que no vales lo suficiente que te impide aplicar para el trabajo de tus sueños.

TUS CREENCIAS NO ESTÁN HECHAS DE REALIDADES, ES TU REALIDAD LA QUE ESTÁ HECHA DE CREENCIAS – Richard Bandler –

Naturalmente invertimos energía en aquello que creemos que producirá el resultado que buscamos. Por lo tanto, cuando creemos que algo no va a funcionar -incluso inconscientemente- saboteamos nuestro potencial al emprender acciones con muy poco entusiasmo.

Poca acción equivale a malos resultados. Malos resultados nos traen incertidumbre y creencias desalentadoras: -no lo he conseguido, no sirvo para esto-. Las creencias desalentadoras de nuevo nos llevan a encarar acciones a media máquina.

¿Ves el círculo vicioso que se ha generado? Una bola de nieve que crece y te impide conseguir lo que quieres para tu vida, alcanzar tus objetivos, que cada vez están más lejos de la punta de tus dedos.

Este círculo vicioso puede detenerse, sólo necesita que decidas cambiar lo que estás poniendo en él.

Se trata de un ingrediente que debes cambiar, tan solo uno, para que de círculo vicioso pases a un círculo virtuoso.

Como en una receta de cocina, cambiar sal por azúcar.

En este caso, cambiarás creencias negativas por pensamientos alentadores.

El cambio puede no ser tan fácil como en la cocina, por supuesto, no tan sencillo como coger el frasco del azúcar en lugar del de la sal, pero no es imposible.

Entonces, ¿cuál es el ingrediente que debes cambiar para que el plato, el resultado final, sea un éxito? Tus creencias, porque las creencias tienen tanto el poder de destruir como de construir.

Cuanto más habilitantes sean las creencias que tengamos sobre la consecución de algo, mayor será el potencial que tendremos para aprovechar.

Un mayor potencial conlleva una mayor acción. Una mayor acción produce mejores resultados.

La mayoría de nuestras creencias fueron creadas inconscientemente basadas en nuestras interpretaciones de experiencias dolorosas y placenteras de nuestro pasado.

Pero el pasado no dicta el presente, a menos que sigas viviendo en él.

Podemos encontrar experiencias que respalden casi cualquier creencia, pero la clave está en asegurarnos de que somos conscientes de las creencias que estamos creando.

Si tus creencias no te empoderan ¡cámbialas!

LO ÚNICO QUE TE IMPIDE CONSEGUIR LO QUE QUIERES ES LA HISTORIA QUE TE CUENTAS A TI MISM@ -Tony Robbins –

Creencias limitantes hay tantas como personas hay en el mundo, cada uno de nosotros tiene su librito de lo que sí y lo que no, pero voy a presentarte las más comunes en torno a 3 temas troncales: la salud/estilo de vida, las relaciones y el dinero.

CREENCIAS LIMITANTES RESPECTO A LA SALUD/ESTILO DE VIDA

Para crear plenitud en todas las áreas de nuestra vida, debemos primero dominar nuestro cuerpo: nuestra salud, nuestra energía, nuestra vitalidad.

Que tus creencias limitantes no te detengan de hacer un cambio de estilo de vida, que no te impidan vivir la vida que siempre has imaginado.

  1. No tengo tiempo

Tienes el mismo número de horas en un día que cualquier otra persona.

La diferencia entre tú y los que hacen ejercicio es que para ellos hacerlo es un deber y para ti es un debería. ¡El debería nunca llega!

Planifica mejor tu día, prioriza y ejecuta, pero antes de eso encaríñate con mover tu cuerpo.

Comienza con pequeños objetivos que fácilmente convertirás en logros, como subir cada día a tu piso u oficina por las escaleras en lugar de utilizar el ascensor. A los pocos días te sentirás mejor y querrás ir a por más.

  1. Comer sano es caro

Una dieta sana frente a una dieta poco saludable cuesta sólo 1,50 euros/dólares más al día. Ese cambio en tu bolsillo puede significar la diferencia en tu vida.

Lo que gastes en comer bien lo ahorrarás en visitas al médico, nueva ropa porque la de siempre ya no te entra, productos y tratamientos. Todo: tu piel, tu cuerpo, tu pelo, se verá mejor y requerirá menos mantenimiento.

CREENCIAS LIMITANTES RESPECTO A LAS RELACIONES CON LOS DEMÁS

Las relaciones con los demás nos mantienen entre el deseo y la vulnerabilidad y, por ello, son terreno fértil para las creencias limitantes.

No dejes que las historias que te cuentas amenacen tu potencial para tu propia gran historia de amor.

  1. No merezco ser amad@

¿Por qué? ¿Qué puedes ser o haber hecho para semejante condena? Todos merecemos amor.

La conquista de tu seguridad comienza dentro de ti y luego se traslada a tus relaciones.

Sé generoso y benévolo contigo mismo tal y como lo eres con tu mejor amigo. No te juzgues ni te compares. Si no lo haces con ese amigo tan querido a quien disculpas todo, tampoco lo hagas contigo.

  1. Todos los buenos ya tienen pareja

La mayoría de la gente considera que encontrar a la pareja ideal es una especie de mito moderno – algo que no sucede en la vida real, sino sólo en las películas.

Encontrar a alguien requiere ser realista sobre lo que quieres, y en última instancia, convertirte en la persona que TÚ necesitas ser para atraer a tu pareja ideal.

¿Cuáles son las cualidades que buscas y cuáles las que no buscas? Escríbelas, sé específico.

Luego pasa a la acción. Sé accesible. Coge a un amigo y sal a conocer gente nueva. No rechaces las citas.

Cuando tu energía está centrada en conocer a alguien, tus posibilidades de crear ese encuentro son mucho mayores.

CREENCIAS LIMITANTES SOBRE EL DINERO

¡Uf! Aquí tenemos para otro post del blog en sí mismo.

Vivimos entre los extremos de un péndulo en el que el dinero o es algo sucio o es la razón última de todo lo que hacemos. Y en el medio de ese trayecto nuestras creencias nos aguijonean y nunca logramos el equilibrio.

Si lo persigues a ciegas y se convierte en un fin, en lugar de un medio, es porque crees que el dinero te define, te da valor, habla por ti.

Si lo consideras algo bajo, sucio y reniegas de él deberías preguntarte si esa postura tan rígida no está escondiendo la creencia de que no eres capaz o merecedor de conseguirlo.

Desentierra tus inseguridades y plántales cara, porque tu relación con el dinero no es más que la máscara tras la cual tus inseguridades se esconden.

Y mientras trabajas tu amor propio, tu autoestima, alimentando tus creencias habilitantes en lugar de las limitantes, pon el dinero en su lugar.

El dinero es sólo una herramienta para otro tipo de realizaciones personales: la creación de un hogar con la compra de un piso, la conquista de otros horizontes a través de los viajes, la realización de tu vocación por la posibilidad de pagar tus estudios universitarios.

Debemos aprender a dominar el dinero antes de que él nos domine a nosotros.

Piensa en lo que quieres como experiencia de vida, luego fíjate cuántos de esos “papelitos de colores” requiere y, por último, planifica cómo conseguirlos.

Pero que tu motor sea siempre esa experiencia de vida que buscas.


El tema de las creencias limitantes y su posibilidad de cambiarlas por creencias habilitantes es medular en nuestra conquista de la vida que anhelamos. Seguiré hablando y reflexionando sobre esto en el blog.


Si quieres que empecemos a trabajarlas juntos contáctame. Hay muchas técnicas y tácticas que puedo ayudarte a aplicar para que des un giro de 180° a tu vida.

Foto por Mario Azzi on Unsplash

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Dime dónde y te envío la GUÍA DE LAS 21 PREGUNTAS QUE PUEDEN CAMBIAR TU VIDA + EL TERMÓMETRO EMOCIONAL

El puntapié inicial para empezar a cambiar tu vida

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
1
Hola, mi nombre es Ankor Inclán ¿En qué puedo ayudarte?